Profesor eres tu mismo


En la universidad, siempre quedamos a la espera de la nota que el profesor ponga al examen que hemos hecho. En cambio, en la escuela de la vida, tú eres tu maestro, en tanto que lo importante, siempre, es que tú te sientas bien contigo mismo, tranquilo por aquello que has hecho. Esto que resulta muy fácil de decir en la teoría, no es tan sencillo en la práctica. Así queda de manifiesto en los casos de personas que tienen una baja autoestima, no se perdonan errores del pasado, o son excesivamente exigentes consigo mismas.

Ser tu propio maestro, en ocasiones, puede llevarte a perder la objetividad. Pero recuerda, que en la escuela de la vida, todos los días aprendes algo nuevo.

2 comments

  1. A tu escuela llegué sin entender porque llegaba
    en tus salones encuentro mil caminos y encrucijadas
    si aprendo mucho, si no aprendo nada….
    Rubén Blades

    Bien reza el dicho de que ninguno aprende de cabeza ajena, la vida es este camino que recorremos cada día, a veces dando pasos acertados y unas tantas veces dando pasos equivocados pero eso es vivir, la conjugación de la risa con el llanto, porque nada es perfecto.
    Podemos ser nuestros propios maestros en la medida que vamos viviendo y aprendiendo de nuestras vivencias, más es sumamente difícil para nosotros evaluarnos.
    Allí entran los amigos, pueden ver los que no podemos ver de nosotros mismos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s